SETÚBAL

El corazón de esta región costera es la península de Setúbal, al otro lado de los puentes del río Tejo. Es una localidad vibrante para los habitantes de Lisboa que salen el fin de semana y, desde la inauguración del segundo puente, se convirtió en un hogar para muchos de ellos. En verano, sus bonitas playas son muy propicias para la práctica del surf y los campos de golf al oeste atraen a muchos aficionados, así como las grutas que se encuentran al sur bajo el manto de árboles de la sierra del Parque Natural da Arrábida. Entre los árboles de Arrábida se encuentran pastos en zonas montañosas para las ovejas que producen los fantásticos quesos de Azeitão y los viñedos de la uva Moscatel destinados a uno de los vinos clásicos más dulces en la DOC Setúbal. La península también tiene una variedad de uva tinta principal, la Castelão, predominante en los mejores vinos tintos de Palmela. Este tipo de uva alcanza su esplendor en esta región, más que en ninguna otra parte del país. Las dos regiones DOC se limitan a la península, pero el vino regional Península de Setúbal se extiende alrededor de las áreas pantanosas del estuario del Sado (un refugio para las aves zancudas y una fuente de sal y arroz), a 60 km al sur, a lo largo de la costa atlántica hasta la pequeña ciudad de Sines. El río Sado trascurre por el lado este de la región y tiene una influencia muy marcada en el terroir.
El vinho Regional Península de Setúbal se produce a partir de una gran variedad de vides, portuguesas e internacionales, y los estilos de vino varían en gran medida.
Los viñedos y la vinificación son un negocio próspero en esta región, a pesar de la creciente presión en el país. Dos de las mayores e innovadoras empresas de vinos lusas influyeron significativamente en el desarrollo de la calidad y de los estilos del vino. Existe también un buen número de excelentes cooperativas de vino y algunas empresas más pequeñas que están conquistando su nicho de mercado en esta región.
A los vinos con denominación Palmela se les exige que tengan, al menos, un 67% de uva Castelão, aunque normalmente tienen mayor porcentaje, complementada con vides como Aragonez, Cabernet Sauvignon, Sirah y Trincadeira. La maduración de la uva Castelão, fuera de esta denominación y del territorio de la península de Setúbal, puede ser muy difícil. Pero este terreno es muy propicio para ella, el calor de la península y sus suelos arenosos la hacen madurar perfectamente, produciendo deliciosos vinos afrutados y frescos con una moderada tasa de alcohol y taninos maduros. Con algo de envejecimiento en botella, estos vinos pueden ofrecer un carácter complejo, con aroma a caja de tabaco y cedro, que hace rememorar a la buena y madura uva Cabernet Sauvignon. En comparación con la abundancia de vino tinto de Palmela, el vino blanco es minoritario y puede ser seco y aromático en boca, cuando se mezclan las vides perfumadas de Fernão Pires y las de Moscatel de Setúbal.
Muchas de las mejores vides se sitúan en el macizo calizo de Arrábida, localizado sobre la costa Sur de la península. Los vinos con denominación Setúbal deben tener, al menos, 67% de uva Moscatel de Setúbal (también conocido como Moscatel de Alejandría) o Moscatel Roxo. Los que tienen un mínimo del 85% de uva Moscatel pueden etiquetarse como Moscatel de Setúbal o Moscatel Roxo. Las uvas de estos vinos dulces y generosos, ya sean tintos o blancos, son fermentadas con piel, y después se añade aguardiente para interrumpir la fermentación. Las pieles aromáticas llenas de sabor maduran junto con en el vino durante algunos meses, luego, se cuela el vino para que envejezca, al menos, 18 meses en barriles de roble. Cuando se vende en este momento, el Moscatel de Setúbal es amarillo, con aromas cítricos, agradablemente floral; el Moscatel Roxo es más oscuro y tiene perfume a rosas.
Tras este proceso, una reducida parte del vino sigue envejeciendo en madera para, 20 años después, convertirse en un néctar oscuro, con aromas y perfumes complejos e intensos de nueces, frutos secos, cítricos y miel. Estos vinos se clasifican entre los moscateles más generosos del mundo.
Uvas blancas recomendadas para la DOC: Setúbal: Antão Vaz, Arinto, Fernão Pires, Malvasia Fina, Moscatel Galego Branco, Moscatel de Setúbal, Rabo de Ovelha, Roupeiro Branco, Verdelho, Viosinho; Palmela: Alvarinho, Antão Vaz, Arinto, Fernão Pires, Loureiro, Malvasia Fina, Moscatel Galego Branco, Moscatel de Setúbal, Rabo de Ovelha, Roupeiro Branco, Verdelho, Viosinho.
Uvas tintas recomendadas para la DOC: Setúbal: Aragonez, Bastardo, Castelão, Touriga Franca, Touriga Nacional, Trincadeira, Moscatel Roxo; Palmela: Alicante Bouschet, Aragonez, Bastardo, Castelão, Tinta Miúda, Tinto Cão, Touriga Nacional, Trincadeira.

GASTRONOMÍA EN LA REGIÓN DE LA PENÍNSULA DE SETÚBAL

Queijo de Azeitão - un maravilloso queso, pequeño y de gran sabor hecho con leche de oveja Salmonete - uno de los pescados más sabrosos, el salmonete es la captura «estrella» Feijoadas - sabroso guiso a base de judías
Ostras - ostras de piscifactoría de los estuarios del Tejo y del Sado

Sardinas - Setúbal es la mejor ciudad para comer sardinas a la plancha
Piñones - Una de las grandes regiones productoras de piñones
Moscatel - Destacan las uvas y por supuesto el vino moscatel
Arroz - el arroz de las tierras húmedas del estuario, con marisco en el arroz de marisco; arroz dulce (pudin de arroz). Se puede cocinar con cremoso queso de cabra y aromatizado con canela

Sal - Compre los finos cristales naturales de sal o disfrute de un pescado hecho a la sal Judías, guisos de judías y conejo cocinado con judías
Peras cocinadas en vino Moscatel
Miel de la sierra de Arrábida